Desayuno en tu sartén de hierro fundido: Panqueques de arándanos

Desayuno en tu sartén de hierro fundido: Panqueques de arándanos

Comenzar el día con un delicioso desayuno es una forma maravillosa de energizarte y disfrutar de un momento especial. Si tienes una sartén de hierro fundido, estás a punto de descubrir cómo cocinar unos panqueques de arándanos esponjosos y sabrosos que te harán agua la boca.

En este artículo, te guiaremos paso a paso para que puedas disfrutar de un desayuno increíble en tu sartén de hierro fundido, destacando las ventajas de cocinar repostería en este material duradero y versátil.

 Ingredientes para cocinar en hierro fundido panqueques de arándanos

Ingredientes:

  • 1 taza de harina de trigo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 huevo
  • 1 taza de suero de leche (o leche con unas gotas de jugo de limón)
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de arándanos frescos o congelados

Pasos:

  1. En un tazón grande, combina la harina, el azúcar, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la sal. Mezcla bien todos los ingredientes secos.

  2. En otro tazón, bate el huevo. Agrega el suero de leche, la mantequilla derretida y el extracto de vainilla. Mezcla hasta que todos los ingredientes líquidos estén bien combinados.

  3. Vierte los ingredientes líquidos en el tazón de ingredientes secos. Revuelve suavemente con una espátula hasta que la masa esté apenas combinada. Es normal que queden algunos grumos.

  4. Agrega los arándanos a la masa y mezcla suavemente para distribuirlos de manera uniforme.

  5. Calienta tu sartén de hierro fundido a fuego medio. Asegúrate de que esté bien sazonada y ligeramente engrasada.

  6. Vierte aproximadamente 1/4 de taza de masa en la sartén caliente para formar cada panqueque. Cocina hasta que aparezcan burbujas en la superficie y los bordes estén dorados, aproximadamente 2-3 minutos.

  7. Voltea los panqueques con cuidado y cocina por otros 1-2 minutos hasta que estén dorados por ambos lados.

  8. Repite el proceso con el resto de la masa hasta que hayas cocinado todos los panqueques.

  9. Sirve los panqueques de arándanos calientes y disfruta de su esponjosidad y delicioso sabor.

 

 

Cocinar panqueques de arándanos en tu sartén de hierro fundido es una excelente manera de comenzar el día con un desayuno delicioso y nutritivo. La conductividad térmica del hierro fundido asegura una cocción uniforme, mientras que su capacidad para retener el calor te permite disfrutar de panqueques calientes durante más tiempo.

Además, el hierro fundido aporta una capa extra de sabor y una textura dorada y crujiente a tus panqueques. Así que, la próxima vez que desees un desayuno especial, saca tu sartén de hierro fundido y prepárate para disfrutar de unos irresistibles panqueques de arándanos. ¡Buen provecho!

1 de 4