El hierro fundido es el material ideal para la elaboración de dulces como las tartas invertidas de frutas. La intensidad en la transferencia del calor ayuda a cocinar todos los elementos de esta elaboración de manera homogénea y, especialmente, a que se caramelicen las frutas.

Por eso, compartimos con vosotros una receta para que empieces a sacarle un partido de lo más dulce a tu sartén o cocotte baja.

Para esta elaboración vas a necesitar:

Ingredientes tarta invertida

ELABORACIÓN DE LA TARTA INVERTIDA

  1. En nuestro cazo Diamond elaboraremos un almíbar que se utilizará como cobertura para nuestra tarta invertida. El primer paso será incorporar el agua y el azúcar blanquilla para que vaya tomando temperatura, se disuelva y adquiera un ligero color tostado.
  2. Una vez preparado el almíbar, introducir las naranjas contadas en rodajas sin quitarles la piel.
  3. Mantener una temperatura media y constante hasta que se forme el caramelo.
  4. En un bol, mezclar los huevos con el azúcar moreno. Será necesario batir de una manera enérgica para conseguir un resultado ligeramente espumoso.
  5. Añadir la mantequilla, harina, leche y levadura.
  6. Llega el momento de introducir la sarta en nuestra sartén o cocotte baja. Al tratarse de una tarta invertida, primero poner el caramelo y disponer las rodajas de naranja en toda la base y los laterales del utensilio que utilicemos como molde.
  7. Después, añadir los elementos que habíamos mezclado en un bol para el bizcocho.
  8. Por último, hornear a 180º con calor arriba y abajo. Comprobar el estado de la elaboración y, si es necesario, mantener unos minutos más para finalizar la cocción únicamente con el calor abajo.
  9. Por último, dejar enfriar a temperatura ambiente y dar la vuelta a la tarta.

CONSEJO: Para trabajar adecuadamente la mantequilla lo mejor es que esté a temperatura ambiente. Por eso, será necesario que, por lo menos dos horas antes de empezar con el cocinado, la saquemos de la nevera.