Hay ciertas salsas que precisan de una cocción lenta, hecha con cariño y a fuego lento.

Hoy os proponemos preparar un mojo rojo canario guisado en nuestro cazo Diamond, que será el complemento ideal para patatas cocidas y carnes a la brasa.

Esta salsa tradicional de las Islas Canarias, que se elabora con base de aceite, vinagre y ajo, es seña de identidad fundamental en su gastronomía. 

Popularmente se dividen en mojos rojos y verdes, suaves o picantes:  los mojos verdes, se suelen servir con pescados y mariscos suaves. Mientras que los rojos, como el que os traemos, acompañan otros alimentos de sabor más intenso: todo tipo de carnes, casquería, sardinas… Pero, sin lugar a dudas, el acompañante principal e indispensable de los mojos es la patata o papa arrugada canaria.

Para esta elaboración vas a necesitar:

ELABORACIÓN DEL MOJO CANARIO

1. Empezamos calentando a fuego lento una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra en nuestro cazo Diamond.
2. Mientras, pelamos los ajos y los descorazonamos para que no aporten amargor a nuestro mojo.
3. Picamos bien los ajos y los ponemos en el aceite a fuego lento para que este último vaya adquiriendo el sabor y aroma de la hortaliza.
4. A continuación, picamos el trozo de pimiento y lo incorporamos al aceite.
5. Cuando el pimiento esté tierno añadiremos el pimentón y el vinagre.
6. Dejaremos cocinar brevemente y, después, añadiremos la miga de pan y un poco de sal gruesa.
7. Por último, retiraremos la salsa a un vaso de batidora y trituraremos hasta adquirir una textura fina y, después, corregiremos el punto de sal y ya tendremos listo nuestro mojo guisado.

RECOMENDACIÓN DE USO: No introducir en el cazo elementos metálicos. Para triturar la salsa es imprescindible hacerlo en el vaso de batidora.