En Hearthstone Cookware estamos felices de poder anunciaros esta nueva alianza con el cocinero más laureado de la región, que esperamos sea la primera de muchas, con la que seguir redescubriendo la cocina tradicional en hierro fundido.

Dos marcas cántabras unidas con un triple objetivo: fomentar una alimentación saludable, apostar por la sostenibilidad en la cocina (ya que la cocción a fuego lento reduce considerablemente el consumo energético) y, por supuesto, dar visibilidad a todo lo “hecho en Cantabria”.

Mediante este acuerdo, en la cocina del Cenador de Amós no faltarán las cocottes y skillets (galicismo usado en el mundo de la gastronomía para referirse a las cazuelas y sartenes de hierro fundido) de Hearthstone Cookware.

Además, la colaboración también contempla la actuación del chef 3 estrellas Michelin como embajador de la marca, mediante la difusión de videorecetas fáciles, ideadas adhoc por Jesús Sánchez, en los perfiles de ambas marcas en redes sociales, así como envíos personalizados en caja regalo a personalidades amigas del famoso cocinero.

“Desde el lanzamiento de la marca en 2020, el apoyo de Jesús ha sido fundamental.  Ahora queremos ir más allá, porque tenemos muchos puntos en común: además de Cantabria, la apuesta por la sostenibilidad y por la cocina saludable, son nexos indiscutibles entre ambas marcas” afirma Germán Solórzano, director de marketing de Hearthstone Cookware.

Innovación y tradición 

Y es que gran parte del auge de la alta cocina pasa por una constante mezcla de innovación y tradición, tanto en las técnicas y procesos culinarios, como en los utensilios y materias primas presentes en los fogones de los mejores cocineros.

Y las cocottes, esas pesadas ollas de hierro fundido que usaban nuestras abuelas, son una buena muestra de ello, pues cada vez son más los y las chefs que las incorporan en sus restaurantes.

«Estas cazuelas y sartenes unen la pureza de los materiales y su eficiencia, con la belleza del diseño para una experiencia culinaria única. Un producto de cercanía, fabricado en Cantabria para conquistar a todos los amantes de la cocina del mundo» destaca Jesús Sánchez.