Arroz Marinero en cocotte baja Diamond

Hace mucho que no publicábamos una receta hecha con nuestros utensilios de hierro fundido, así que para empezar bien el año, os traemos un tradicional arroz marinero. Un plato que podemos hacer en cualquier época del año, fácil, rico y saludable.  Ingredientes Preparación La base de un buen arroz marinero es contar con un buen fumet y un buen sofrito. Para preparar el fumet, pon en un cazo el agua todos los ingredientes indicados: un poco de sal, una ramita de perejil fresco, el laurel, la cabeza y raspa de la pescadilla, y las cabezas de los langostinos, todo ello bien lavado. Lava bien el magano y córtalo en cuadraditos de 2x2cm aproximadamente y sumerge las almejas, en un bol con agua fría y sal para que filtren la suciedad. Si el fumet ya ha empezado a hervir, retira la espuma que se genera con una espumadera y déjalo a fuego bajo. Pon al fuego tu cocotte baja Diamond y añade el aceite de oliva, para que se vayan calentando poco a poco a la vez, a fuego medio. Incorpora el ajo y la cebolla, picados bien finos, y un poco de sal para que la cebolla solo se poche, no debe llegar a quemarse. Continua con los pimientos, verdes y rojos, cortados en tiras finas no muy largas, y déjalos un par de minutos sofriendo. A continuación, echa los maganos cortados y los dejamos un par de minutos para que suelten su propio jugo, antes de incorporar el par de tomates también picados en cuadritos lo más pequeños posible. Remueve para mezclar bien los jugos (siempre con utensilios de madera o plástico resistente al calor). Es hora de añadir el arroz, subiendo el fuego al máximo para que empiece a pillar los jugos del sofrito. Ahora toca incorporar el caldo. Si, normalmente, la proporción es de 2 tazas de agua por 1 de arroz, en este caso al ya contar con un poco de jugo del sofrito, añadiremos 1 taza y ¾ del fumet que hemos hecho. Deja que entre en ebullición nuevamente, mientras removemos durante un par de minutos para que suelte el almidón y lograr una salsa más espesa. Baja a fuego medio-bajo, añade las almejas (que previamente habrás enjuagado un par de veces tras tenerlas en agua con sal) y las hebras de azafrán, y deja que se vaya reduciendo poco a poco. En unos 15 minutos suele estar casi listo, depende del punto del arroz que desees. Cuando consideres que el arroz ya casi está, distribuye los langostinos por la superficie. Retira del fuego y déjalo reposar otros 5 minutos. Cuando los langostinos adquieran la típica tonalidad anaranjada, tu arroz marinero está listo para llevar directamente a la mesa y disfrutar de este delicioso plato con lo mejor de nuestros mares.  ¡Buen provecho! 

Go to Top